Nuestros médicos en Manatee Memorial Hospital pueden usar las siguientes terapias separadas o junto con la cirugía para tratar el cáncer de mama.

Radioterapia externa

La radioterapia es una forma común de tratamiento que se usa generalmente después de la operación para eliminar cualquier resto de células cancerosas y disminuir la probabilidad de que el cáncer reaparezca en el futuro. Durante la terapia, la radiación se dirige hacia la mama, la pared torácica y/o los ganglios linfáticos, desde una máquina que está ubicada afuera del cuerpo. Para optimizar el tratamiento, se hace radiación a diario, de lunes a viernes, durante varias semanas. Los efectos secundarios de la radiación pueden incluir fatiga y algunos cambios en la piel.

Quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia se pueden administrar por vía intravenosa o en forma oral, para combatir las células cancerosas que se encuentran en el organismo. El tratamiento dura aproximadamente de cuatro a seis meses y puede provocar efectos secundarios como nauseas, caída del cabello, aumento de peso y cansancio general. Sin embargo, en los últimos años estos efectos secundarios han ido disminuyendo debido al desarrollo de nuevos medicamentos y a la capacidad de administrar dosis más precisas de quimioterapia.

Terapia hormonal

La terapia hormonal inhibe la capacidad natural de las hormonas en el organismo, como es el caso del estrógeno y la progesterona, que se unen a las células cancerosas y estimulan su crecimiento y multiplicación. El tratamiento se realiza en aquellos casos donde las células cancerosas resultan positivas como receptoras de estrógeno y progesterona. Durante la terapia hormonal, se le deberá hacer un seguimiento cuidadoso para minimizar los efectos secundarios.

A menudo, después de la cirugía se utiliza la terapia hormonal para reducir el riesgo de reaparición del cáncer. Algunas veces también se comienza a usar antes de la cirugía. Se lleva a cabo normalmente durante al menos cinco años. Existen varios tipos de terapia hormonal. Cada tipo utiliza diferentes formas de evitar que los estrógenos permitan el crecimiento del cáncer. La mayoría de los tipos de terapia hormonal para el cáncer de mama reducen los niveles de estrógenos o evitan que los estrógenos actúen sobre las células cancerígenas.

La terapia hormonal también puede usarse para tratar el cáncer que ha reaparecido después del tratamiento o que se ha propagado a otras partes del cuerpo.

Para programar una cita con el Centro de Prevención del Cáncer de Mama, llámenos al 941-745-7391.

El enfermero coordinador clínico está aquí para ayudarle

El enfermero coordinador de oncología está de guardia para ofrecerle a usted y a su familia asistencia personal desde el momento en el que llama o nos visita. Nuestro enfermero coordinador de oncología nos ayuda a programar los exámenes para los pacientes y pueden guiarles a ellos y a sus familiares en la toma de decisiones de atención médica.

Jenny BrownPara obtener más información o para programar una cita, llame a nuestra enfermera coordinadora de oncología, Jennifer B. Brown, RN, BSN, OCN al 941-708-8330.