Realice estos cambios para reducir el riesgo de caídas

adulto mayor después de una caídaLas caídas no sólo son dolorosas sino que también pueden provocar complicaciones y dificultades continuas. Es importante saber si corre riesgo de sufrir caídas y qué puede hacer para prevenirlas.

Las caídas son la principal causa de lesiones mortales y no mortales en los adultos mayores. Sin embargo, las caídas no se limitan a los adultos mayores. Las personas que toman ciertos medicamentos -como tranquilizantes, sedantes o antidepresivos- y las personas con problemas de visión y dolor también corren riesgo de sufrir caídas.

Puede realizar cambios para ayudar a reducir el riesgo de enamorarse de usted y de otras personas en su hogar.

Mejore su entorno

Su entorno es un factor importante para mantenerlo estable y seguro.

  • Elimine los peligros de tropiezo. Mantenga los pasillos y escaleras libres de obstáculos y retire las alfombras sueltas.
  • Instalar luces. Mantenga una buena visibilidad del lugar por donde camina con iluminación con sensor de movimiento.
  • Instale pasamanos y barras de apoyo. Estos pueden ayudarlo a mantener el equilibrio en áreas de riesgo de caídas, como escaleras y baños.

Mejora tu saldo

Los ejercicios de equilibrio pueden ayudar a mejorar su coordinación y fuerza. Pruebe este ejercicio suave después de consultar con su médico.

  • Sentadillas de rodilla. Párese con los pies separados a la altura de los hombros, las manos a la altura de las caderas y doble las rodillas para crear un ángulo de 90 grados. Vuelve a levantarte lentamente. Repita 10 veces o tantas veces como se sienta cómodo.
  • Soportes para los dedos. Comience con los pies separados a la altura de los hombros, sosteniendo el respaldo de una silla para mayor estabilidad. Empuje lentamente hacia arriba lo más que pueda sobre las puntas de los pies, sosteniendo su peso en la parte delantera de los pies y cuente hasta 5. Baje lentamente los talones hasta el suelo. Repita 10 veces o tantas veces como se sienta cómodo.
  • Equilibrio sobre una pierna. Empiece por ponerse de pie. Levante una pierna del suelo y dóblela hacia atrás a la altura de la rodilla, hacia el trasero. Sujeta tu pie con tu mano para ayudarte si lo necesitas. Baja lentamente la pierna y repite con la otra pierna. Repita 10 veces o tantas veces como se sienta cómodo.

​En caso de una caída

Si una persona no camina normalmente después de una caída o si el área lesionada le duele demasiado al tocarla, esto puede indicar una fractura y es necesario que la vea un médico. Si quedó inconsciente por la caída, o si existe preocupación por una lesión en el cuello, llame al 911 de inmediato y no intente mover a esa persona.